Páginas vistas la semana pasada

lunes, 11 de abril de 2011

LA GINGIVITIS

Gingivitis
Es la forma menos severa donde la infección que ataca al periodonto sólo afecta a la encía, la capa superior de esta estructura periodontal. Produce que la encía sangre fácilmente cuando se toca o se realiza cepillado dental, que se inflame y se ponga de color rojo.

foto 3.jpg
Caso de gingivitis. Nótese la agresiva inflamación a la encía. 



Periodontitis leve
Que se produce al no tratarse la gingivitis y la infección comienza a destruir el hueso alveolar y los ligamentos periodontales. Comienzan a aparecer los síntomas como encía más inflamada, más propensa al sangrado, más roja y con desarrollo de sensibilidad dentaria.




Periodontitis moderada a avanzada
Estado de avance final de la enfermedad donde ocurre una extensa destrucción del hueso y tejido, llevando a que la pieza dental se suelte y se pierda. A la evolución de los síntomas de la etapa anterior se suman un aumento de la separación entre los dientes, movilidad, desarrollo de pus entre las piezas y constante mal aliento.


foto 4.jpg
Periodontitis avanzada. Véase el sangrado a la encía, la acumulación de sarro y el compromiso de las piezas dentales.


CONOZCAN ACERCA DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL

LAS ENFERMEDADES ...DE LOS DIENTES

Las enfermedades que afectan al periodonto, tejido fibroso que rodea la raíz de los dientes fijándola al hueso de la mandíbula y a la encía, se caracterizan por pasar durante la mayor parte de su existencia desapercibidas para quien las sufre. Y el gran problema que acarrea esta condición es que, si no existen medidas preventivas y de autodiagnóstico, cuando sus síntomas se hacen evidentes ya es probable que existan piezas dentales muy comprometidas con la infección, corriendo el peligro de perderlas.

foto 1.jpg

Según estudios realizados en Santiago por la Organización Mundial de la Salud, la prevalencia de las enfermedades periodontales es altísima en individuos mayores de 35 años. En el segmento entre esta edad y los 44 años, un porcentaje cercano al 99% padece algún grado de estas enfermedades. En las personas de la tercera y cuarta edad (60 a 80 años y 80 años y más, respectivamente) el estudio encontró en el 100% del universo estudiado la presencia de las enfermedades periodontales.



El periodonto

Del latín peri (alrededor) y odons (diente), el periodonto es el conjunto de tejidos que soportan los dientes, posibilitando que éstos permanezcan firmes y fijos en su lugar, además de servir de sostén que amortigua la carga del diente.

Este sistema funcional está compuesto por la encía, cemento radicular, ligamento periodontal y hueso alveolar.
  • La encía es una membrana mucosa muy resistente que cubre interiormente las mandíbulas y protege la dentadura.
  • El cemento radicular es un tejido duro similar al hueso que rodea la superficie externa de la raíz del diente y es a donde se fijan uno de los extremos de los ligamentos periodontales.
  • El ligamento periodontal es un tejido conectivo en forma de red que sostiene y une el diente al hueso alveolar.
  • El hueso alveolar es la estructura de los maxilares que aloja a los alveolos, lugar donde se ubican las raíces de los dientes. Es un hueso fino y compacto que presenta diminutas perforaciones por donde pasan los vasos sanguíneos, linfáticos y nervios de las piezas dentales.


Cuando este sistema se ve atacado por infecciones producidas por la flora bacteriana que habita en el sistema bucodental, la llamada placa bacteriana convertida en sarro que afecta tanto sobre los dientes como sobre y debajo de la encía, se generan las enfermedades periodontales: gingivitis y periodontitis, que comienzan su desarrollo en la unión entre la encía y las piezas dentales, lugar donde existe un surco poco profundo en forma de V llamado surco gingival que separa ambas estructuras. Mientras la infección avanza y se dañan los tejidos, este surco va aumentando su profundidad generando más espacio para las bacterias, adquiriendo el nombre clínico de bolsa periodontal.



enfer_periodon_ADA_figura_1.jpg
Lugar de contagio que genera las enfermedades periodontales. Ilustración gentileza de la American Dental Association – ADA.

foto 2.jpg
La acumulación de sarro (placa bacteriana sólida debido a su mineralización) posibilita el ataque de las bacterias al sistema periodontal. Fotografía gentileza de http://www.periodoncista-pr.com.




Las enfermedades periodontales

Al ser enfermedades de largo desarrollo, estas patologías son las causantes de casi la totalidad de las pérdidas dentales de pacientes adultos mayores. Al afectar la estructura que une el diente a los maxilares provoca que la pieza afectada se suelte y eventualmente pueda caerse. La génesis de ellas puede comenzar a una edad temprana y desarrollarse durante hasta 30 años, siendo el desconocimiento para detectarlas, la poca importancia que se le atribuye a la salud bucal dentro de la salud general, los hábitos de higiene oral erróneamente ejecutados y las cada vez más aisladas visitas a control odontológico las principales razones que fundamentan su existencia generalizada e inadvertida por tantos años.

Dependiendo del estado de avance de esta infección, la especialidad que la aborda, llamada periodontología la clasificó en gingivitis y periodontitis, ambas con distintos grados de desarrollo.

domingo, 10 de abril de 2011

PARA UNA BUENA SONRISA CUIDA TUS DIENTES ... CON LAS TECNICA DEL CEPILLADO.

La técnica del cepillado

Cepillado, tecnicasEl cepillado de los dientes se realiza para eliminar los restos que quedan en la boca tras las comidas, pero sobre todo para eliminar la placa dental bacteriana, que es la causante de la caries dental y de la inflamación y el sangrado de las encías. La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) nos hace las siguientes recomendaciones.

Es muy importante realizar el cepillado de forma ordenada, empezando por la cara oclusal, que es con la que mordemos, y siguiendo en la arcada superior, primero con la cara que toca la mejilla y/o los labios y luego con la cara palatina. A continuación se debe repetir el mismo proceso en la arcada inferior.
El movimiento del cepillo debe ser suave, lento, llegando bien a todos los rincones. Es recomendable evitar los movimientos con demasiada fuerza o con desplazamiento horizontal, ya que pueden producir desgaste del esmalte del diente y abrasión de la encía.
Para eliminar las bacterias del surco gingival causantes de las enfermedades de las encías se recomienda el cepillado con la técnica de Bass. Esta técnica consiste en inclinar el cepillo 45º grados entre diente y encía, de manera que los filamentos estén en contacto con el margen encía-diente y hacer movimientos muy pequeños de vibración o circulares con el mango sin presión y sin que los filamentos se lleguen a desplazar de su posición en la encía. En los dientes anteriores, por la cara lingual, se realiza con el cepillo colocado verticalmente.

Limpieza total
Debemos también limpiar la lengua con un movimiento desde atrás hacia delante, para arrastrar los restos de comida, células descamadas, mucosidades, bacterias… Este movimiento se realiza varias veces, siempre con cuidado para no provocar náuseas. Existen limpiadores o raspadores linguales especiales que facilitan este trabajo. El cepillado puede requerir entre 3
y 4 minutos.
 

Para limpiar entre los dientes (espacios interproximales) utilizaremos la seda o, si los espacios son amplios, cepillos interdentales de diferentes tamaños. Es muy importante limpiar estas zonas al menos una vez al día, ya que representan un 40% de las superficies dentales. Por lo tanto, si no usamos la seda dental o los cepillos interproximales, estamos dejando sin limpiar casi la mitad de la boca.
Al elegir nuestro cepillo es mejor que el tamaño del cabezal no sea muy grande y que los filamentos sean medios o suaves, para adaptarse mejor a la anatomía dental y no ser abrasivos. El cepillo se debe cambiar cada 2-4 meses.
Si usamos un cepillo eléctrico debemos recordar que ya tiene movimiento y que, por lo tanto, hemos de ir cambiando de superficie muy lentamente e, incluso, parando unos 5 segundos en cada zona. En caso de usar cepillo eléctrico se recomienda aplicarlo perpendicular a la superficie dental hasta el nivel del margen gingival.
 
 




 

SALUD BUCAL


Salud Bucal

Es importante cepillarse los dientes correctamente, porque si no se acumula la placa bacteriana, que es una capa formada por bacterias y restos de alimentos que se pega a las encías y dientes.
 
¿Qué es la placa bacteriana?
Es una sustancia sin color, formada por bacterias (microbios) y restos de alimentos que se pegan a las superficie de los dientes y encías.
Cuando la placa bacteriana está sobre los dientes produce caries dental. Cuando está sobre las encías, puede causar desde una inflamación leve de las encías (gingivitis), hasta la temible y destructiva enfermedad periodontal (piorrea).
 
 ¿Cómo se puede evitar la placa bacteriana?
1.Cepillarse los dientes después de cada comida.
2. Usar hilo dental.
3.Usar pasta de dientes con fluoruro.
4.Comer alimentos naturales.
5.Visitar al dentista dos veces al año.
 
Ventajas:
  • Sonreír con confianza
  • Hablar bien
  • Masticar mejor.

   

sábado, 9 de abril de 2011

CLASES DE DENTADURAS


¿Cuántas clases de dentadura hay?

Hay dos clases de dentadura: La temporal o de leche.
La permanente o definitiva.



 





¿Cuales son los tipos de dientes?

  1.  Incisivos 
  2. Caninos 
  3. Premolares  
  4. Molares
¿Cuándo se forman los dientes temporales o de leche?
Empiezan a formarse en el niño antes de nacer, de ahí la importancia de que la madre consuma alimentos ricos en el calcio como la leche, queso, pues de ello depende la buena calidad de los dientes del niño.
Puede ocurrir que se presente un retardo en la erupción o salida de los dientes que puede ser normal si no es mayor de un año. En todos los niños no salen exactamente a la misma edad.
También pueden salir antes de la edad determinada de los seis meses, sin problemas.
Pueden presentar pequeñas molestias que pasarán tan pronto pase la salida de los dientes.

¿Cuándo aparecen los dientes temporales o de leche?
Empiezan a aparecer aproximadamente de los seis meses de edad y termina alrededor de los dos o tres años.

¿Cuántas piezas aparecen en la dentadura temporal o de leche?
Aparecen 20 piezas, 10 arriba y 10 abajo.

¿Cuál es la importancia de la dentición temporal?

Que sirven para la buena masticación de los alimentos, indispensable para una buena digestión de los niños.
Son los encargados de guardar el espacio entre los dientes permanentes. Si se extraen antes de tiempo, los permanentes saldrán mal colocados o montados.

¿Cuándo se forman los dientes permanentes?
Empiezan a formarse en el niño antes de nacer. Esto demuestra la importancia de la buena alimentación de la madre durante el embarazo, pues de ella dependerá la buena calidad de la dentadura tanto temporal como permanente .

¿Cuándo aparecen los dientes permanentes?
Los dientes permanentes reemplazan a los de leche y empiezan a aparecer alrededor de lo seis años con la muela llamada molar de los seis años. Termina entre los dieciocho años con la muela del juicio.

¿Cuántas piezas aparecen en la dentadura permanente?
Aparecen 32 piezas, 16 abajo y 16 arriba.

¿Dónde salen los molares o muelas de los seis años?
Salen detrás de las últimas muelas de leche arriba y abajo.




¿Es importante el molar de los seis años?
Son piezas muy importantes, pues de ella depende una buena dentadura.

Son muy necesarios los cuidados especiales con el molar de los seis años porque no se mudan, mantienen el espacio para los dientes que saldrán más tarde, evitando que salgan torcidos, montados o mal colocados.
Son muy importantes para la masticación, pues cuando salen, los dientes de leche se están cayendo.


NUESTRO TEMA A TRATAR: LOS DIENTES Y ENCIA.


LOS DIENTES 

¿Qué son los dientes?
Los dientes son órganos duros de tejido calcificado localizados dentro de la boca.
Es el tejido más duro del cuerpo

¿Cómo están formados los dientes?
Están formados por dos partes:
a) Corona que es la parte blanca que se ve.
b) Raíz o raíces, que es la parte que está dentro del hueso.


La corona está formada por:
El esmalte. Es la parte blanca que recubre la corona. Compuesto especialmente por sales de calcio..
La dentina. Es la parte que está debajo del esmalte en la corona y del cemento en la raíz. Es un tejido menos duro que el esmalte y de color amarillento.
El nervio o pulpa. Es la parte blanda que se encuentra en el interior del diente, en una cavidad formada por la dentina. Es el tejido encargado de nutrir y defender el diente, pues tiene vasos sanguíneos. Tiene también nervios que reaccionan a cualquier estímulo doloroso.

La raíz está formada por:
El cemento. Es la parte más externa y que remplaza al esmalte. La dentina. Igual que en la corona.
El nervio o pulpa. Igual que en la corona

¿Para qué sirven los dientes?
Para la masticación o trituración de los alimentos, indispensables para una buena digestión.
Para pronunciar bien las palabras y hablar correctamente.
Para conservar la forma correcta de la cara y por lo tanto la buena presentación personal.
Para tener una buena salud general.
Para la salud sicológica y social.

¿Se debe visitar al odontólogo aun sin sentir dolor o molestia alguna en los dientes?
Sí, cada seis o doce meses ya que la caries en su comienzo no duele y la visita constante al odontólogo evita el que la caries avance y se produzcan mayores males.


¿Qué es la encía ?
Es el tejido de la boca que recubre parte de los dientes y el hueso donde se encuentran colocados éstos.


 
¿Para qué sirve la encía?
Ayuda a mantener fijos los dientes a los maxilares.
Facilita el deslizamiento de los alimentos evitando que se depositen sobre los dientes.
Da buena apariencia a los maxilares.

¿Cómo es una encía sana?
La encía sana es de color rosado pálido y tiene una forma dada por el hueso y los dientes y la parte que se encuentra entre diente y diente es triangular, móvil y se llama papila.












viernes, 8 de abril de 2011

CARIES DENTAL: Como se produce, Diagnostico, Tratamiento y Prevencion.



¿Por qué se produce?

En el desarrollo de la caries influyen tres factores de riesgo:
  • Los azúcares de la dieta.
  • Las bacterias de la boca.
  • La existencia de dientes susceptibles o predispuestos.
Además, se necesita la colaboración de un cuarto factor, el tiempo, que es indispensable para que los otros factores actúen.

¿A qué edades es más frecuente?
Como decíamos, para que se desarrolle la caries se necesita el factor tiempo, por lo que cuanta más edad tenga un niño, más probabilidades tendrá de presentar caries. No obstante, en la dentición temporal o de leche, puede desarrollarse un tipo de caries particularmente extensa, que afecta prácticamente a todos los incisivos (o paletos) y que suele presentarse en niños alimentados durante largo tiempo con biberón o bien por el uso de chupetes mojados en miel o azúcar
 








¿Cómo se diagnostica?
Inicialmente, la lesión se manifiesta como un cambio de color (oscuro o blanquecino) en el esmalte del diente. Cuando la lesión progresa, aparece pérdida de sustancia y socavación del esmalte, lo cual da un aspecto de mancha grisácea. Finalmente, el esmalte se rompe y la lesión se hace fácilmente detectable.
Cuando la caries afecta sólo al esmalte, no produce dolor. Si la lesión avanza y llega al tejido interior del diente, es cuando aparece el dolor, que a veces es intenso y se desencadena al tomar bebidas frías o calientes. A medida que la infección progresa, se produce el paso a los tejidos blandos que rodean el diente, apareciendo el flemón que buscará salida hacia el exterior a través de la encía.
¿Cuál es el tratamiento?
El tratamiento debe ser aplicado por el odontólogo o el estomatólogo y se basa en tres puntos básicos:
  • El control de la infección.
  • La remineralización de los tejidos.
  • El tratamiento de las complicaciones.
¿Cómo puedo prevenirla?
Hemos visto cómo en el desarrollo de la caries influyen varios factores. Algunos de ellos no se pueden modificar (como la susceptibilidad individual), pero sobre otros sí se puede actuar. Existen diversas medidas preventivas que vamos a tratar de exponer. En cualquier caso, conviene tener presente que el mejor tratamiento es la prevención, y que ésta debe empezar a aplicarse desde los primeros meses de vida de los niños.
  1. Medidas dietéticas. Tienen como misión disminuir la materia prima (azúcares) sobre la que actúan las bacterias. Las medidas a aplicar incluyen:
    • Disminuir la frecuencia de exposición a azúcares, en lugar de reducir la cantidad total de los mismos. 
    • Evitar alimentos que se peguen a los dientes (chicles, caramelos blandos, etc.).
    • Evitar el uso de sacarosa.
    • En los lactantes, evitar el contacto prolongado de los dientes con la tetina de los biberones (no más de 15-20 minutos por toma).
    • No endulzar chupetes con miel o con azúcar y no ofrecer zumos de frutas en biberón.
    • Promover la ingesta de alimentos ricos en fibra (manzana, zanahorias, etc.).
  1. Higiene dental. Los padres han de asumir la responsabilidad de la higiene bucal hasta que el niño adquiera suficiente destreza. Se emplearán dos técnicas: 
    • Cepillado dental. Debe iniciarse tan pronto como aparezcan los primeros dientes. Se utilizará un cepillo dental apropiado para niños y se seguirá una técnica correcta. No es recomendable emplear pasta dental fluorada en menores de 5-6 años, por la tendencia a tragarla que tienen los niños a esas edades. 
    • Hilo dental. Es útil para eliminar la placa interdental.






  1. Fluoración. Es la medida más eficaz en la lucha contra la caries. El flúor se almacena en los dientes desde antes de su erupción y aumenta la resistencia del esmalte, remineraliza las lesiones incipientes y contrarresta la acción de los microorganismos responsables de la caries.

  2. Resinas y selladuras. Aplicadas por profesionales, son la medida más eficaz para evitar las caries de fositas y fisuras de las superficies de oclusión. Aquí podemos incluir también las fluoraciones aplicadas en las consultas de odontólogos y estomatólogos.